Descanso y viaje en tren Bangkok a Chiang Mai

El tercer día en Bangkok lo dejamos como día libre, pensando en el check out del hotel, dar una vuelta y que nos recogían cerca de las 16 para ir a la estación de trenes donde inicia nuestro viaje al norte de Tailandia.

Fue una buena idea, para dormir, lavar ropa y aprovechar la piscina del hotel. Decidimos aprovechar el almuerzo buffet del restaurante del hotel, pero no contábamos con que el horario de almuerzo era de 11 a 14 horas, así que cuando llegamos a las 13:40 quedaba poco y a los minutos comenzaron a retirar las bandejas de comida. De todos modos, hicimos lo posible por aprovechar los 400 bahts que nos costó.


A las 16:30 estaba programado que nos pasaría a buscar el transporte para llevarnos a la estaciones de trenes de Bangkok, pero por alguna razón desconocida el conductor de la van llegó a las 14:50 y no se fue feliz cuando le mostramos que nuestro itinerario tenía el traslado 90 minutos más tarde.

Tampoco volvió feliz a recogernos a la hora convenida originalmente. Suponemos que por eso, a diferencia de todos los demás conductores, no nos ayudó con las mochilas, no ofreció agua embotellada ni nos fue a dejar hasta el lugar exacto de destino. Se limitó a detenerse en segunda fila en la calle de acceso a la estación y abrir la puerta del vehículo con una sonrisa a medias… quizás sabía algo que nosotras no.

La estación de trenes es grande. Alcanzamos a ver 9 andenes y varios comercios, incluyendo un servicio de cambio de moneda. Nuestro tren, con salida a las 18:10 a Chiang Mai estaba en el andén 5, y para nuestro temor, habían personas de overall haciendo mantención a la altura de las ruedas. La verdad es que nos preocupamos más cuando vimos los asientos, porque como en Chile ya no contamos con servicios regulares de tren, los coches dormitorio forman parte de un pobre imaginario en el que con suerte aparece la locomotora de Hogwarts. Para nuestra suerte, la habilidad del auxiliar transformó los asientos en camitas para enfrentar el largo, largo, largo viaje que iniciamos.


En el papel, llegaríamos a primera hora de la mañana a Chiang Mai, pero los mecánicos eran un presagio evidente de que esa hora quedaría en el papel (Revisa el reporte de salida del tren titulado “Inocentes Palomitas“) Lo que confirmamos cuando cerca de la medianoche el tren se detuvo por un par de horas y el resto del camino fue hecho lentamente. Lo bueno es que el tren cuenta con servicio de cena y desayuno para sobrevivir.

Y como anécdota, el auxiliar preguntó de dónde veníamos, y fue evidente que nos entendió cuando nos dice sonriente “Ahhh ¡Alexis Sánchez!”

 Al final llegamos a Chiang Mai cerca del mediodía, cuando arreciaban los 41 grados de temperatura, completando 18 horas de tren.


Recomendaciones
:

  • Si vas a tener un día agitado previo al día de check out, trata que el día de check out sea lo más tranquilo posible. Recuerda que siempre hay más cosas que guardar en la misma maleta o mochila.
  • Viajar de Bangkok a Chian Mai de noche en tren, en mi perspectiva, fue una muy buena idea. Es barato, y mucho más cómodo que en avión, además viajan bastantes extranjeros por lo que nos es difícil entablar conversación. Eso sí, ojo con los insectos. Son pasajeros estables, a pesar de lo limpio que pueda estar todo.
  • Lo malo de la ruta en tren es que no hay grandes paisajes para disfrutar en la ruta, aún cuando creo que las pequeñas estaciones y pueblitos tienen su encanto, no todos pueden pensar lo mismo. Y siempre puede que te toque la cama de arriba del vagón, y esa no tiene ventanas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s