Flojeo + shopping + viaje en bus

El día que dejamos Chiang Mai decidimos dejarlo libre para organizar las mochilas y hacer lo que cada una quisiera, siempre y cuando estuviéramos listas para el traslado desde el hotel hasta la estación de buses por la tarde. Así que cada una organizó un panorama diferente.
Como el mío fue el más fome, comienzo por ahí: desayunar, hacer la mochila, check out, echarme en el lobby a leer Choque de Reyes (lo estoy releyendo en la previa de la nueva temporada de Game Of Thrones), actualizarme sobre lo que pasaba en Chile gracias un par de horas de Internet contratadas por 50 bahts en el hotel y esperar el transporte.


Otro plan fue: desayuno, check out, piscina del hotel y tomar sol (todo en el último piso del hotel) y flojear en el lobby conectada a internet hasta que llegue el transporte.


Por último, el plan más interesante de todos es el de nuestra enviada especial, Gabriela, al centro de Chiang Mai, que hizo las siguientes actividades:

Entrada a la ciudad vieja por Tha Phae Gate, aquí hay una breve reseña de lo que fue la ciuda en tailandés e inglés. Luego visitar Three Kings Monuments, esta en una plaza histórica de la ciudad vieja y sale una reseña pero solo esta en tailandés.


La siguiente parada fue visitar Wat Phan Thao, es el templo más antiguo de la ciudad y su principal característica diferenciadora con los otros que hemos visitado es que está construido solo de madera. De ahí no se puede dejar pasar la oportunidad de visitar el Wat Chedi Luang (está al lado del Wat Phan Thao y es GIGANTE), hay restos de antiguos templos que los monjes están reconstruyendo, también otras imágenes como el buda acostado y el buda sonriente.


Para evadir el calor pre-tormenta nuestra enviada especial pasó a uno de los varios cafés y locales que hay dentro de la ciudad, para disfrutar el refrescante y típico Ice Thai Tea. Porque en Tailandia se cultiva té y café en las zonas montañosas.
De vuelta a las calles, la siguiente parada fue el Wat Sri Suphan o Silver Temple, este queda fuera de las murallas de la antigua ciudad y está oculto tras grandes edificios y calles. Según las indicaciones turísticas de sitios y e informativos, este templo está construido enteramente de plata, con algunas partes ornamentales de acero inoxidable. Eso sí, el acceso dentro del templo (donde está la imagen de Buda y sus discípulos) está prohibido para las mujeres.


De ahí, el camino fue a un lugar donde sí pueden ir las mujeres y disfrutarlo mucho: el Barrio Chino y Warorot, este es un mercado gigante también dentro del Barrio Chino, donde hay de todo y más de lo que puedes querer (y poder) comprar. Ya de regreso hacia el hotel, la última escala fue en el Art in Paradise museo, donde había una exhibición de obras fotográficas e instalaciones en 3D.
Todas estas escalas a “paso de turista” le tomaron a nuestra sacrificada enviada especial 9 horas de ese día.

A las 21:20 de ese último día en Chiang Mai salió nuestro bus con destino a Bangkok. Viajamos en el bus First Class (que es equivalente al Salón Cama de varias empresas chilenas) de la empresa Nakhonchaiair que tiene estaciones propias, algo así como los terminales de buses de Tur Bus o de Cruz del Sur.
El First Class no estuvo mal, la asistente de viaje tenía uniforme de auxiliar de vuelo y nos dieron mucha comida, mantitas y agua, y por la mañana reparten toallitas húmedas para “lavarte la cara”.


También es punto a favor que tiene aire acondicionado y sistema de entretención a bordo. Lo negativo: los asientos serán muy tech (con botones para reclinar y para levantar el apoyapiés), tapizados en cuero y todo limpio, PERO SON DUROS. Igual dormí, obvio, pero tengo la suerte de ser pequeña y poder acomodarme en espacios reducidos. Lo otro, el chofer parece que le mandó no más y de repente sonaba como si pasáramos de pavimento a ripio a la misma velocidad.

Tras 9 horas de viaje (mucho menos que el viaje en tren), llegamos a Bangkok. Nuestro siguiente destino: las islas del sur de Tailandia, el Caribe Tailandés ¿será tanto? en el próximo post les contamos.

Recomendaciones:

  • Si decides viajar en bus desde Chiang Mai a Bangkok, probablemente la mejor opción es el First Class de Nakhonchaiair. Pero si no tienes que coordinar horarios con vuelos o trasbordos, revisa las opciones de avión porque hay varias empresas que hacen viajes nacionales y no te tomarán más de 2 horas de viaje. Si quieres la experiencia, aplícale a los medios tradicionales, siempre es un aporte más para conocer la cultura local de donde sea que visites.
  • Si te cuesta dormir en buses y aviones, lo mejor es hacer una jornada extenuante que te asegure el sueño, como la que hizo nuestra “enviada especial” al centro histórico de Chiang Mai.
  • Si viajas solo o con agencia a un país nuevo, donde ademas no hablen el mismo idioma que tú (acá el inglés tampoco es masivo), es muy útil tener un contacto local que te salve de apuros. Sea pagado, a través de agencia o algún conocido, da tranquilidad tener alguien a quien escribir para pedir referencias o consejo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s